• Author:
  • Published: Nov 22nd, 2009
  • Comments: 2

Oishii ramen en Madrid

Oishii logoAhhh, los ramen. ¡qué gran invento! Simplificando mucho, son espaguettis chinos en sopa hechos por japoneses. En mis distintos viajes por Japón los he probado de miles de maneras: a base de salsa de soja, miso, caldos de pescado, cerdo, pollo,… y con acompañamientos diferentes a cada vez. A pesar de su origen chino, los japoneses los han hechos suyos desde hace mucho tiempo, y cada región tiene su especialidad.

Los ramen son, en efecto, un tipo de pasta que apareció en China, aunque no queda muy claro cuando pasaron al país vecino. Llamados en el siglo XIX shina soba (支那そば) o soba china (la soba siendo otro tipo de pasta también muy consumida en Japón), se utiliza hoy en día el término chūka soba (中華そば),  que quiere decir lo mismo pero es políticamente más correcto – para los que no conozcan Japón, es un país en el que se puede decir lo mismo de 20 maneras diferentes, cada una con sus implicaciones, sutilezas y grados de educación y deferencia.

Los ramen  un plato que se tomaba mucho en China y, a pesar de existir ya en Japón, se popularizó a través de los estado-unidenses que los pedían en sus viajes a Japón. Eso, junto a una amplia reserva de harina estado-unidense a bajo precio, hizo que se multiplicaran las tiendas de ramen a través de Japón en los 40 y 50.

Pero el gran avance fue la invención de los ramen instantáneos, en los que basta con añadir agua caliente al contenido de un sobre para obtener unos deliciosos (a veces…) ramen. Su inventor de origen chino, Momofuku Ando, es idolatrado por mucha gente, especialmente japoneses e informáticos – o al menos eso dicen los estereotipos. Su idea era luchar contra el hambre de la posguerra a través de una compañía que pudiese ofrecer una comida barata basada en un alimento ampliamente distribuida en esa época – la harina – a través de una compañía lo suficientemente estable para poder producir el alimento en cantidades industriales. Este hombre sabio decía que “la paz volverá al mundo cuando todos tengan suficiente para comer”. ¡cuanta razón tenía!

Momofuku murió a los 96 años el día antes de reyes de 2007, tras haber recibido numerosas decoraciones, entre las que destacan la Orden del Sol Naciente  de Oro y Plata, la segunda condecoración más prestigiosa para civiles otorgada en Japón. Dice la leyenda que comió ramen hasta el día antes de su muerte. Que descanse en paz.

El interior

El interior del restaurante

Oishii Ramen es un restaurante que sorprende nada más entrar. Entre otras cosas por su dueño, de origen japonés. Intenté entablar un poco de conversación con el sin demasiado éxito. Podría haber sido un marciano con piel verde, que probablemente no se hubiera inmutado. Fue educado, eso sí, como todo japonés que se respete.

El restaurante tiene un estilo “guay”, moderno. Parece uno de esos restaurantes que quieren parecerse a los restaurantes neoyorkinos “guays”. Música moderna, ambiente de plástico blanco con contrastes chillones de sillas naranjas, estampados “japonizantes”, proyección de un programa de ramen en japonés en una de las paredes… personalmente me gusta este estilo de vez en cuando, y Oishii Ramen no parece abusar de el.

El tren de sushi

El tren de sushi

Los camareros son chinos y, además de hablar el español de forma bastante respetable, son en general simpáticos – característica siempre agradable. El servicio es rápido, y yo creo que en este caso los que fuimos lentos fuimos nosotros, que nos quedamos bastante más de lo que se queda la media, pues el restaurante parece ser de esos en los que no se hace sobremesa demasiado larga.

Una de las curiosidades del restaurante es su trenecito de sushi. Siguiendo la moda de lo moderno, no es un trenecito clásico de los de toda la vida, sino que consiste en platos que deslizan sobre un cristal opaco, sujetos al mecanismo por un imán muy potente.  Desaconsejo, por lo tanto, coger los sushis con la mano del reloj, pues un imán de esas características lo puede estropear para siempre jamás.

Ejemplo de sushi

Ejemplo de sushi

La buena noticia para los amantes de la cerveza es que tienen Kirin de barril. La mala es que por un vasito te cobran EUR3. Pero tienen de las otras cervezas en botella, también por EUR3 y me imagino que con mayores cantidades de bebida.

El menú está orientado principalmente al ramen y al sushi, aunque se complementa con los típicos entrantes de  izakaya – brochetas de yakitori, salmón, alitas de pollo, gyozas (o goyzas, como las llaman ellos :-) ), bolitas de verduras… los que probamos tenían un sabor estupendo, aunque me gustan con mas salsa dulce.  Tienen también sopa de miso, que no probé pero tenía buena pinta, algunas ensaladas, dim-sun e incluso las famosas edamame que se toman tradicionalmente con cerveza.

Un amigo enseñando sus dotes de manejo de palillos fu-man-shu

Un amigo enseñando sus dotes de manejo de palillos fu-man-shu. Ojo, no tiene un pelo de tonto...

Los sushis estaban buenos, sobre todo teniendo en cuenta que en España no hay muchos sitios en los que realmente consigan hacerlos de forma interesante. Me siguen pareciendo un poco caros para lo que son, eso sí, pero al menos la calidad es buena – sea dicho como una anécdota, los peores sushis que he comido nunca los he comido en Japón, en Himeji específicamente.

Proponen también platos de arroz, como los donburi chahan que no probé, por lo que no puedo comentar sobre ellos.  Pero sin lugar a dudas, el gran protagonista de la noche es la pasta en todas sus variantes: ramen, udon y soba que se pueden tomar en diferentes variantes tanto frías como calientes.  Dentro de las sopas calientes están la típica de miso, la sopa a base de salsa de soja, otros de ternera, marisco y entre todos estos destaca el que ha sido  siempre uno de mis favoritos, el tonkotsu hecho a base de huesos de cerdo, que es de sabor fuerte y potente debido a la bomba de calorías que representa.

 Shoyu ramen

Shoyu ramen

Y aquí viene un poco mi queja. Los ramen no estaban malos, al contrario, estaban relativamente buenos. Pero para ser sinceros, me esperaba a más. Encontré los ramen ligeramente pasados, y esperaba en los caldos algo más de cuerpo y sabor.  Es verdad que acaban de abrir el establecimiento, y que en Japón la salsa de los ramen es la misma durante años, teniendo algunos caldos decenas de años en los establecimientos más antiguos (se va rellenando progresivamente de caldo, agua y otros ingredientes, y como se hierve constantemente no hay ningún problema de higiene), y puede que sea eso lo que le dé el sabor tan característico a los ramen. Otra posibilidad, y me inclino más por esta, es que sencillamente hayan preferido hacer unos sabores suaves, tal vez más adaptados a los paladares españoles. El caso es que me faltó algo, esa cosa que he encontrado en las decenas de establecimientos que he visitado en Japón, ese sabor que me hacía decir “Este es el sabor al que estoy acostumbrado y que reconozco”. Me faltó esa atracción fatal a primera vista que tengo en mi larga historia de amor con los ramen. Y es seguramente eso lo que haga que no repita en este restaurante, pues para encontrar esos sabores no necesito salir de casa.

Oishii ramen

Oishii ramen

Soy un poco pijo con la comida, lo reconozco. El restaurante es bueno, y creo que cualquiera que quiera iniciarse en los ramen o que eche de menos los sabores que descubrió en Japón podrá saciarse en este restaurante. Es además relativamente razonable en precios y con un ambiente agradable. Por eso creo que es importante matizar mi ligera decepción. Si tuviera que recomendar un restaurante de ramen (independientemente de que solo haya ese) probablemente lo recomendaría. Pero no llevaría a ningún japonés.

Oishii Ramen (ver mapa):

Calle de Miguel Moya, 6
28004 Madrid
España

Tel: 91 522 75 74

Metro Callao

Tags: , , , , , ,

2 Responses to “Oishii ramen en Madrid”


  1. Umami Madrid
    on Jan 26th, 2010
    @ 12:41

    Yo también fui antes del verano y lo que menos me gustó fue la pasta, me pareció que no había grandes diferencias con respecto a la que viene en los ramen instantánteos. Los ramen que tomé en japón tenían mucha más textura y un sabor increíble. Vamos que volveré para tomarlo cuando me entre el mono, pero no con frecuencia. Hay otro restaurante que también sirve ramen en Madrid, se llama Umami (nada que ver conmigo) y decepcionan un poco..

    saludos


  2. Guille
    on Jan 26th, 2010
    @ 14:24

    Uf… me alegra ver que no soy el único al que no han convencido. A veces tengo miedo de ser demasiado especial con la comida asiática… :-)

Leave a Reply

© 2006,2007,2008,2009,2010 Guillermo Fernández Castellanos | Header images by Nick Lobeck